22 de octubre de 2009

Misionero canadiense apresado por violar menores tenía escuela de buceo


SANTO DOMINGO.- Un sacerdote canadiense detenido por pederasta en República Dominicana estaba dedicado a la enseñanza de buceo en una escuela para esos fines que había instalado en un hotel de Sosúa, Puerto Plata, lugar donde nunca dio señales de que era fugitivo de la justicia de Notario, donde será llevado en las próximas horas para ser juzgado por cargos pedofilia. Joao José Correira Duarte, conocido en Sosúa como John Duarte, se refugió en esa zona como uno más de los turistas que acuden a la zona Norte del país para disfrutar de las acogedoras playas, pero decidió quedarse allí para luego dedicarse a enseñar buceo, uno de los deportes más practicados en ese litoral sobre todo por extranjeros. Está preso en una celda de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

“Tenía una escuela de buceo, deporte que practica con destreza”, dijo el portavoz de la DNCD, Roberto Lebrón, quien indicó que se hacen los arreglos para trasladarlo a Canadá, conforme las diligencias hechas por las autoridades de ese país. Estaba instalado en el mismo hotel donde tiene la escuela de buceo, pero el nombre del establecimiento no fue citado, donde también en un momento trabajó como camarero.

El arresto de de Correira Duarte, un portugués nacionalizado canadiense, lo realizaron oficiales de la Dirección de Migración y de la DNCD en un operativo conjunto. Los abusos sexuales contra menores que se atribuyen al misionero fueron cometidos en Haití, especialmente en hoteles ubicados en las afueras de Puerto Príncipe, la capital de ese país, en un poblado vecino a la ciudad de Cabo Haitiano.

Las denuncias sobre seducción a menores, con los que tuvo sexo, fueron valoradas en un tribunal de Canadá y en base a estas una jueza dictó orden de captura en su contra inmediatamente las autoridades se percataron que el pederasta se había refugiado en república Dominicana, buscando la forma de evadir la persecución iniciada en su contra. Canadá pidió ayuda para el arresto y esa solicitud fue atendida de inmediato, dijo.

El sacerdote, que había ejercido su ministerio en varios templos canadienses, sobre todo en Windsor, en la provincia de Notario, será sacado de la República Dominicana en cualquier momento. La ubicación del individuo estuvo a cargo de miembros de la DNCD, agencia que frecuentemente auxilia a otros organismos para detener a delincuentes internacionales reclamados extradición, afirmó Lebrón.

La orden de arresto fue emitida el 7 de agosto de 2009 y canalizada ante el gobierno dominicano para que este ayudara a capturar al pederasta, lo que se produjo en menos de un mes, de acuerdo a informe dado a conocer por la DNCD y Migración. Los niños agredidos por el pervertido sexual tenían edades entre 12 y 17 años, a los cuales esta persona le pagaba en efectivo y le compraba vestidos.

A otros, en cambio, le suplía efectivo para que sus pares pagaran viviendas más confortables. Los encuentros realizados con sus víctimas en Puerto Príncipe se producían en dos hoteles de Petion Ville, un sector de Puerto Príncipe ubicado en una montaña ubicada al Sur de la ciudad, donde reside gran parte de la población acomodada del empobrecido país. NUEVODIARIO.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario