6 de diciembre de 2011

Dominicano afirma la Virgen María salvó familia de morir asfixiada


NUEVA YORK.- Para los creyentes cristianos el dogma de que "la fe mueve montañas" es una de sus principales herramientas espirituales y los milagros se producen "en los momentos en que Dios y sus santos lo deciden", especialmente para los católicos que también veneran a la virgen María.

Ese es el caso del dominicano Francisco Batista residente en Hackensack (New Jersey) y quien asegura que él y su familia se salvaron de morir asfixiados con monóxido de carbono, gracias a un "milagro" de la Virgen María.

Hace unos días el dominicano se levantó como cada día a preparar el té para tomarlo con pan de trigo, junto a su esposa Ramona de 44 años y su hijo Anthony de 13, cuando sintió la sensación de que un terremoto estremecía la vivienda.

Era un leve vértigo parecido al que sintió cuando un sismo impactó el Noroeste de Estados Unidos en agosto de este año. Batista se dio cuenta rápidamente de que no se trataba de un movimiento telúrico, sino del efecto de un escape de gas en una tubería instalada hacía décadas y que ya oxidada.

Batista explicó que el monóxido de carbono que salía de la tubería comenzó a subir rápidamente y a tal grado que los rescatistas de emergencia cuando supervisaron la situación dijeron que probablemente nadie estaría vivo en una hora.

Señaló que se sentó en el sofá a esperar, pero una fuerza "sobre natural" lo hizo ponerse de pie y se acercó a las escaleras donde su hijo estaba desmayado y se derrumbó en sus brazos.

Afirmó que escuchó el ruido de una puerta que se abrió, creyendo que era su sobrina Liliana Francisco, quien había llevada su hija de 11 años a pasar la noche para asistir a una boda y regresó al día siguiente a recoger las ropas de la menor.

La sobrina vio cuando su tío se quedó inconsciente, fue a la habitación de la mujer y la vio dormida pero con lágrimas en el rostro y Llamó al 911. Dijo que no estaba asustada, sino que por su formación profesional actuaba como un detective, averiguando lo que ocurría dentro de la casa. 

Todos, incluyendo a Liliana que es enfermera profesional, tuvieron que ser tratados por envenenamiento de monóxido de carbono. También se intoxicaron otros varios miembros de la familia que estaban con los Batista y quienes tuvieron que ser tratados en una cámara hiperbática.

Entre los envenenados, además de los esposos y su hijo, estaban Francesca, Chabelly y Sharlenne, los agentes de la policía de Hackensack, Allan DeLeone y Han James y los rescatistas que fueron a socorrerlos. La cámara se especializa en el tratamiento a los buzos que sufren asfixia por descomprensión y las víctimas se restablecieron en cuestión de días.

"La policía y los médicos dicen que no pude creer que estemos vivos, pero sólo la Virgen María pudo salvarnos, esa es la única razón", agregó el dominicano de 56 años. "Ella nos protegió", añadió.


De Miguel Cruz Tejada

No hay comentarios:

Publicar un comentario