6 de diciembre de 2011

¿Por qué busco hombres problemáticos?


Por Roberto Fernández / Especial para ELNUEVODIA
Te cuento: Soy una mujer de 23 años y quiero saber por qué cuando fracaso en una relación siempre termino en la misma situación: Busco a hombres que no se inspiran a progresar o
 con problemas. Intento ayudarlos a cambiar, olvidándome de mí, que soy optimista, trabajadora. Termino enamorada, pero frustrada porque tuvieron cualidades positivas, pero ellos mismo nunca las ven. No solo eso, ellos siempre me ven como la culpable del fracaso de la relación. Admito que tengo carácter fuerte, pero también les tengo paciencia. Hoy soy madre soltera,  porque el padre de mi hijo nunca cambió.  ¿Por qué busco sin darme cuenta ese patrón? No creo que tenga que ver con que nunca tuve a mi papá, pues tuve a mi abuelo y jamás, por más que digan que eso afecta, me hizo falta mi padre. Nunca me nació preguntar sobre él y nunca me hablaron me hablaron mal de él.

Identificas claramente el patrón que sienta las pautas de tus relaciones con los hombres: los aceptas, los toleras y crees en ellos. Por eso los asumes como proyecto, dejándote a un lado y queriendo convertirlos en algo en lo que ellos no quieren convertirse.  Probablemente les atraiga tu energía (optimista, trabajadora, fuerte), pero cuando tu optimismo, trabajo y fuerza de carácter chocan con su apatía y falta de inspiración, te culpan como modo de excusarse por no aceptar el reto que les lanzas. 
Aunque lo niegas, identificas claramente también lo que puede ser el origen del asunto: el padre, que en tu caso, es tu abuelo.  Nuestras relaciones con  las figuras paternas/maternas están en la base de nuestras relaciones con el prójimo, en particular con las parejas.  A partir de nuestra niñez y a lo largo de la vida, adoptamos patrones que observamos/actuamos  en nuestros contextos interpersonales. 
Muestras buena  capacidad para identificar esos patrones.  Con esfuerzo tuyo y alguna ayuda, puedes superarlos.  Muchas personas encuentran en la psicoterapia un espacio protegido para reconocer  y trabajar  de forma eficiente  con los dichosos patrones. Una vez tengas un cuadro más claro de cómo has aprendido tus pautas, estarás en mejor posición para ponerle un detente al loop que te hace daño, y conseguirte un jevito inspirado y sin cabuleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario