24 de enero de 2012

Localizan un nuevo cuerpo entre los restos del crucero naufragado en Italia


EFE
Roma
Los buzos que trabajan en la búsqueda de desaparecidos tras el naufragio del "Costa Concordia" frente a la isla italiana de Giglio localizaron hoy un nuevo cuerpo entre los restos del crucero, lo que eleva a 16 el número de víctimas mortales del accidente marítimo.
Según informaron a Efe fuentes de la unidad de crisis constituida para hacer frente a la tragedia, el cuerpo fue localizado en el puente número 3 del "Costa Concordia", que permanece encallado frente al Giglio desde el pasado día 13.
Los medios de comunicación italianos hablan de que el cuerpo pertenece a una mujer anciana, un extremo aún no confirmado por las autoridades de la unidad crisis.
Hasta el momento, la lista oficial de desaparecidos se sitúa en 23, cifra que puede bajar en las próximas horas si se identifican los siete cuerpos encontrados en los restos del crucero de los que aún no se conoce la identidad.

Entre las 16 víctimas mortales figura el turista español Guillermo Gual y el peruano miembro de la tripulación Thomas Alberto Costilla Mendoza, mientras que entre los desaparecidos está la también peruana Erika Soria, que trabajaba de camarera en el "Costa Concordia".
Mientras prosiguen las tareas para encontrar posibles nuevas víctimas del naufragio, se espera que las tareas de extracción de las 2.380 toneladas de carburante alojadas en las bodegas del "Costa Concordia" puedan comenzar el próximo sábado.
El responsable de la Protección Civil italiana, Franco Gabrielli, explicó hoy que se empezará a bombear el carburante si siguen a este ritmo las inspecciones que comenzaron este martes por parte de la compañía holandesa Smit Salvage, que se encargará de la extracción.
Los buzos de la compañía realizaron hoy una primera inspección, descendiendo a unos 20 metros para estudiar las condiciones del casco antes de comenzar a aislar el primer tanque de la quincena de los que se extraerá el combustible.
Gabrielli explicó que los buzos trabajarán solo de día, mientras que la extracción del carburante se realizará sin pausa, si las condiciones del mar lo permiten, mediante una perforación en el casco, mientras que a través de una segunda apertura, se rellenará el tanque con agua de mar para evitar el vacío que provocaría movimientos en el barco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario