28 de enero de 2012

Sí, yo bailo en el tubo (y no soy stripper) ver toadas las fotos aquí.


SANTO DOMINGO. "Ella tiene cierto movimiento de cadera, aunque intente no encuentro la manera de que no me afecte el ver cómo se mueve..." El reggaetón del dúo colombiano Ray & Tobi culebrea por la pequeña sala del estudio Dance Fit. Es pegajoso, cadente, sensual.
Seis tubos se sostienen entre suelo y techo. Patricia, la profesora, ha mostrado los pasos a copiar. La exhibición es un atentado a la ley de gravedad: mano derecha en el tubo, una vuelta, afirmar la izquierda y levantar ambas piernas en reversa para girar hacia atrás. Las cuatro mujeres que la miran hacen el intento. Uno, dos, tres, cuatro, y una vuelta en el tubo que -¡sorpresa!- gira por sí mismo. La fotógrafa parece agarrar la técnica a la primera.

VER TODAS LAS FOTOS AQUÍ HACIENDO CLIC AQUÍ.


Ajustar la danza

Ajustar la danza

Flor de hierro Studio - Foto Danelis Sena

Mariposa Fitness - Foto Max Bosio

Flor de hierro Studio - Foto Max Bosio

Mariposa Fitness - Foto Max Bosio

Flor de hierro Studio - Foto Danelis Sena

Flor de hierro Studio - Foto Max Bosio

Flor de hierro Studio - Foto Danelis Sena

Flor de hierro Studio - Foto Max Bosio

- Yo pienso que con la música lenta me canso más. Me sale la timidez, como que me van a ver más enfocado todo -ha dicho antes, cuando todas han opinado acerca del ritmo ideal para hacer pole dance.
- Probemos este reggaetón -ha propuesto otra-. Se lo escuché a mis hijos y dije "a ver, yo quiero eso para mi curso". Y lo copié en mi Ipad.
Es el ritmo que ahora se mete en las venas de las mujeres del estudio Dance Fit. Están en el nivel 2, lo que significa que dominan los pasos y giros básicos. De actitud, parecen del nivel más alto. Postura recta, tacos altos -"tienen que usarlos desde un principio porque con ellos van a bailar", ha explicado Gianna Marra, la dueña del local-, y cada paso con cadencia de caderas, están lejos de la timidez con que muchas llegan a consultar. "Vienen como que es una vaina secreta", cuenta Marra, "como que te dicen bajito ‘yo quiero saber de la clase de tubo".
Este grupo no tiene nada de tímido, al menos en lo que a baile se refiere. Las cuatro mujeres son amigas, y juntas decidieron tomar clases. Todas tienen pareja, y la mayoría tiene hijos. ¿Que si le han bailado al marido? "No todavía, primero quiero que me salga bien", dice la misma que más tarde pedirá a la profesora:
- Mira, ¿y vamos a practicar con la silla? Porque la silla la puedes usar en cualquier lado. Yo quise practicar en la cama, pero ahí no puedes hacer mucho.
Aparecen las sillas. Suena "Nasty, Naughty boy" en la empalagosa voz de Christina Aguilera. Y comienza la acción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario